Certificación SARI en la industria química

Autor: Transdelta

El sistema de Gestión denominado Sistema de Administración de Responsabilidad Integral (SARI) ha evolucionado a partir del programa Responsabilidad integral surgido en Canadá en el año de 1985.

Fue adoptado por México, a través de la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ), en el año de 1991, convirtiendo a nuestro país en el primero de América Latina y décimo a nivel mundial que lo incorporaba a sus operaciones. Actualmente este programa es aplicado por más de 50 países.

Responsabilidad Integral pretende que las compañías que lo adoptan transformen su cultura en un proceso de mejora continua, permitiéndoles elevar los niveles de desempeño en su competitividad en los mercados nacional e internacional. 

Es una forma de demostrar el compromiso de los diferentes actores de la industria química (fabricantes, distribuidores y transportistas), orientado a tomar las medidas necesarias para mejorar de una manera responsable los aspectos ambientales, de salud y seguridad, involucrados en sus operaciones.

El SARI tiene seis principios guía que comprometen a las empresas a trabajar en conjunto: 

  • Mejorar de forma continua el conocimiento y desempeño en los aspectos relacionados con el medio ambiente, la salud y la seguridad de nuestras tecnologías, procesos y productos a lo largo de sus ciclos de vida para evitar daños a la población y al medio ambiente. 
  • Usar eficientemente los recursos y minimizar los residuos. 
  • Informar abiertamente sobre el desempeño, los logros y las perfecciones. 
  • Escuchar, involucrar y trabajar con la sociedad para comprender y considerar sus preocupaciones y expectativas. 
  • Cooperar con los gobiernos y organizaciones en el desarrollo e implantación de reglamentos y normas efectivos, cumpliéndolos o yendo más allá de sus exigencias. 
  • Proporcionar ayuda y consejo a todos los involucrados en la cadena de valor de los productos químicos, para fomentar su gestión responsable.

A pesar que la adopción de este programa es voluntaria, obtener la certificación SARI significa que la ANIQ lleva a cabo un protocolo exhaustivo de verificación, evaluación y monitoreo de las prácticas y procesos de cada empresa que se suscribe, asegurando que sus operaciones las lleva a cabo con los más altos estándares de seguridad, calidad y servicio.

En Transdelta estamos muy orgullosos de contar con la certificación SARI desde 2019.

Noticias anteriores